Páginas vistas en total

datos personales

Mi foto
Periodista ecuatoriano comprometido con causas sociales...

lunes, 22 de marzo de 2010

¿Soberanía Alimentaria o transgénicos?


Suenan raro estos dos temas, verdad. Veamos de qué se tratan.

En la cartilla “La Mala Semilla”, elaborada por Acción Ecológica, se define a los transgénicos como “las plantas o animales a los que, en un laboratorio, se les pone genes de otra especie, así se consigue que tengan una forma de ser que antes no tenía”. Las grandes empresas, y los científicos que han contratado, hacen esto para que los cultivos sean más resistentes a las enfermedades, a las sequías o a las heladas. O para conseguir frutos más grandes que los normales.

El problema es que con esos transgénicos (o sea, los productos alterados) se agrega sustancias para matar malezas y plagas. También producen alergias en las personas y hay información de que hasta está matando gente en países donde se ha sembrado productos con semillas transgénicas. La cosa es que a la larga no sirve para nada porque los insectos y las plagas se vuelven resistentes y hasta se transforman en súper plagas y súper insectos. O sea, como dice la gente: “sale el tiro por la culata”.

Ahora veamos lo que es la Soberanía Alimentaria. Este concepto fue elaborado por campesinos y productos organizados en la Vía Campesina y dice que “es el derecho de los pueblos, de sus países o uniones de Estados a definir su política agraria y alimentaria, sin dumping frente a terceros países. El derecho de los campesinos a producir alimentos y el derecho de los consumidores a poder decidir lo que quieren consumir y, cómo y quién se lo produce.”

Entonces, ya se dio cuenta por dónde va la cosa. Claro. El problema está en que estas semillas transgénicas son producidas por grandes empresas extranjeras que quieren arrebatarnos el control de nuestra alimentación. Si eso llega a pasar, ahí sí la cosa se pone difícil porque los productores del campo ni siquiera podrán ser dueños de sus semillas ni de la comida.

La Constitución nos protege
Ventajosamente, en el Ecuador, con la aprobación de la Constitución Política (2008), estamos protegidos contra la entrada de estos peligrosos productos y semillas transgénicas. El Artículo 401 de la Constitución dice claramente: “Se declara al Ecuador libre de cultivos y semillas transgénicas”. Asimismo, en el Artículo 13 de este mismo documento se ordena establecer a la Soberanía Alimentaria como objetivo estratégico y establece que el Estado sea su principal promotor.

Explicado esto, podríamos decir que no hay de qué preocuparnos. Hay que estar vigilantes para que se cumpla en la práctica lo que está escrito en el papel. “Del dicho al hecho hay mucho trecho”, dice un conocido refrán. Por eso es importante que los y las productores del campo se interesen más sobre estos temas. Averigüen, pregunten, consulten, amplíen su conocimiento y propongan ideas para organizarse en torno a este tema.

Aspectos que demanda la Soberanía Alimentaria
  • Producir agroecológicamente y pensando en atender, especialmente, la demanda de mercados locales.
  • Garantizar que el campesino tenga tierra, agua, semillas, bosque, pesca, crédito y otros recursos.
  • Promover que la comunidad controle los recursos productivos.
  • Políticas públicas que fomenten la actividad productiva familiar y comunitaria.
  • Proteger los mercados locales de los productos subvencionados (dumping).
  • Desarrollar reales políticas de redistribución de la tierra y el agua.
  • Vigencia del derecho de los consumidores a contar con alimentos sanos, fáciles de conseguir y acordes con su cultura.
  • Que el agua mantenga su condición de bien público.
  • Cumplimiento, por parte del Estado, la disposición constitucional que prohíbe el ingreso de transgénicos.
  • Que los campesinos decidan qué sembrar y los consumidores lo que consumirán.
  • Participación de los pueblos en la definición de políticas agrarias.
  • Mayor reconocimiento del aporte de la mujer campesina en la producción agrícola y en la alimentación.
  • Trato justo para los países pobres en el comercio internacional.
Aquí radica la importancia de estos dos temas. Defender y construir la Soberanía Alimentaria y luchar contra la amenaza de los transgénicos exige involucramiento, reflexión y ejecución de acciones que respondan, en la práctica, a disposiciones constitucionales, pero también a demandas sentidas de los pueblos.

Transgénicos. Soberanía Alimentaria. Póngale atención a estos dos términos.

1 comentario:

  1. Este documental de investigación nos informa de verdad, no tiene desperdicio:
    http://elemento-mosk.blogspot.com/2010/03/11-septiembre-2009-transgenicos-el.html

    ResponderEliminar

Comenta libremente sobre el contenido de esta página. Gracias por hacerlo.